ESCURSIONES GUIADAS DE BIRDING, GUIDED BIRDING TRIPS

COMUNIDADES MÁS FRECUENTADAS EN NUESTROS VIAJES, USUAL COMMUNITIES OF OUR TOURS:
ASTURIAS
CANTABRIA
ARAGON
CASTILLA-LA MANCHA
CASTILLA Y LEON
EXTREMADURA
MADRID

miércoles, 13 de febrero de 2013

CHORLITOS DORADOS EUROPEOS Y ANSARES COMUNES EN LAS LAGUNAS DE PUEBLA DE BELEÑA

GUIDED BIRDING SPAIN

Hola a tod@s.

El pasado viernes 8 de febrero decidí acudir a la Reserva Natural de las lagunas de Puebla de Beleña situadas en Guadalajara, Castilla-La Mancha. Se trata de dos lagunas, la grande y la chica, de formación sedimentaria, salinas y temporales que en su punto mas profundo pueden alcanzar los 80 cm. de profundidad. Tiene una superficie total de 191 hectáreas y fueron declaradas Reserva Natural en el 2001 y están incluidas en La lista de Humedales de Importancia Internacional RAMSAR en el 2002 y también forman parte de la red Natura 2000.

Cada laguna cuenta con su propio observatorio. En esta ocasión el nivel de las aguas era muy bajo en la Laguna Grande y prácticamente inexistente en la Laguna Chica.

Cuando estaba llegando al complejo lagunar, con un día de mucho viento y algo nublado, vi a un grupo de avefrías europeas posadas en uno de los sembrados cercanos al desvío para entrar a dichas lagunas. Aunque iba conduciendo me dí cuenta de que algo más pequeño y dorado andaba rondando la zona. Detuve el coche y miré a ver si era lo que me parecía.


Enseguida pude observar que este chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria, European Golden Plover) se acercaba a una de las avefrías que había en el sembrado.


Enseguida pude comprobar que ya había otros dos ejemplares con la Avefría. El viento era fuerte y por ello la sensación térmica hacía que la temperatura pareciese mucho más baja de los 5 grados que había. Gracias al viento reinante pude disfrutar del maravilloso vuelo de estas bonitas aves invernantes.


Enseguida llegaron más ejemplares de chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria, European Golden Plover) que se unieron a los ya vistos. Estas aves se suelen unir en bandos para buscar su defensa frente a los depredadores. Al principio estaban esparcidas por los campos de alrededor pero en cuanto me detube y bajé del coche buscaron la compañía de los suyos. La suerte que tube fue que eligieron agruparse cerca de donde yo me encontraba en lugar de haberse ido lo más lejos posible.


Otro bando que venia a unirse a las aves anteriores.


En el momento de llegar todos los integrantes del bando, la avefría europea (Vanellus vanellus, Northern Lapwing) debió de pensar que ya eran demasiados y optó por marcharse hacia las lagunas.


En total llegaron a reunirse 37 aunque desconozco si había más por los alrededores pues el viento era intenso y alguno de los ejemplares que llegaron estaban echados dificultando su observación.


Estos cuatro ejemplares eran los que estaban más próximos.


No se si  por el viento, mi presencia o la aparición de algún depredador que yo no vi, los chorlitos dorados europeos (Pluvialis apricaria, European Golden Plover) alzaron el vuelo y pude disfrutar de las piruetas que estas aves realizan y la sincronización entre los ejemplares del grupo.


Iban y venían todos al unísono.


Ahora enseñando el dorso.


Algunas veces iban tan juntos que parecía que iban a chocar pero el baile era espectacular. Mientras tanto estaba oyendo a los ánsares en la laguna y decidí ir a ver que había. A juzgar por el griterío pensé que me iba a encontrar con bastante agua en las lagunas y con más aves de las que allí había.


Lo más representativo eran los ánsares comunes (Anser anser, Greylag Goose) y algunos ánades reales (Anas platyrhynchos, Mallard). No había nada más. Tampoco vi ninguna esteparia pero el viento reinante era tan fuerte que no me extrañó.


Después de un rato observándolos desde el observatorio pasó un avión militar que hizo que los ánsares comunes (Anser anser, Greylag Goose) alzaran el vuelo y me permitieron disfrutar con sus acrobacias.


Cada vez se levantaban más.


Al final casi había más ánsares que agua en la Laguna Grande.


Durante un buen rato estuvieron yendo y viniendo.


Una buena despedida este año de los ánsares pues ya falta muy poco para que nos abandonen en dirección norte a sus cuarteles de reproducción.


En estas congregaciones prenupciales de aves lo que más me gusta es la algarabía que se monta.


No pensé que hubiese tantos y no tengo la paciencia para contarlos pero a mi me parecieron más que suficientes. Además algunos ya se habían posado y me complicaba la cuenta.


Que bonito aunque no podáis oírlos pues incrementa el espectáculo.


Al final la calma se impuso y todos regresaron a la protección de la laguna.

Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario