ESCURSIONES GUIADAS DE BIRDING, GUIDED BIRDING TRIPS

COMUNIDADES MÁS FRECUENTADAS EN NUESTROS VIAJES, USUAL COMMUNITIES OF OUR TOURS:
ASTURIAS
CANTABRIA
ARAGON
CASTILLA-LA MANCHA
CASTILLA Y LEON
EXTREMADURA
MADRID

martes, 25 de junio de 2013

PARQUE REGIONAL SIERRA DE GREDOS, SIERRA DE GREDOS REGIONAL PARK

VIAJES GUIADOS DE BIRDING, GUIDED BIRDING TRIPS.

Hola otra vez.

Hacia tiempo que deseaba ver pechiazules (Luscinia svecica, Bluethroat), escribano hortelano (Emberiza hortulana, Ortolan Bunting), roquero rojo (Monticola saxatilis, Rock Thrush) y otras aves asociadas a la montaña. Con tal objetivo puse rumbo a este maravilloso enclave de Castilla y León que es el parque Regional de Sierra de Gredos.



Como habían dado buen tiempo me levanté temprano y me dispuse a disfrutar de un día de senderismo acompañado por paisajes inolvidables y animales que son difíciles de ver en otros lugares de la geografía Española.
Mi destino final era la Laguna Grande de Gredos en el circo claciar del mismo nombre. Para ello debía de llegar en coche hasta la Plataforma (aparcamiento) que es de donde parten muchas de las excursiones por el Parque Regional y que está situada a 1750 metros de altitud.
La verdad es que todo el recorrido desde Madrid hasta Hoyos del Espino es muy interesante, sobretodo desde que se deja la autopista y se transita por carreteras secundarias en las que se pasa por varios puertos de montaña de gran interés. Al final me demoré mas de lo debido pues me paré en varios sitios para disfrutar del paisaje y de las aves que habitan estos lugares.






En el camino me encontré con esta escena inolvidable. Un águila imperial ibérica (Aquila adalberti, Spanish Imperial Eagle) estaba siendo acosada por un milano negro (Milvus migrans, Black Kite) que no paró hasta que consiguió que abandonase su territorio.


La mañana estaba fría pero al no hacer viento estaba muy agradable y por ello me paré en bastantes miradores a disfrutar del paisaje. Aun quedaba más nieve de la que yo me esperaba. El olor de los piornos en flor era un escándalo.


Menos mal que las carreteras no estaban muy transitadas pues la verdad es que paré en varias ocasiones para poder contemplar las aves que se posaban en los tendidos eléctricos y en los campos.
En la foto una totovía (Lullula arborea, Wood Lark) con el plumaje muy desgastado.


Las collalbas grises (Oenanthe oenanthe, Northern Wheatear) estaban por todos los lugares.


Y aunque menos numerosos también disfruté de la presencia de varios alcaudones reales (Lanius meridionalis, Southern Grey Shrike).


En este caso se trata de una de las pocas hembras de collaba gris (Oenanthe oenanthe, Northern Wheatear) que vi a lo largo del día. La mayoría debían estar incubando dada la época en la que estamos y el mal tiempo reinante durante esta primavera.


Cerca de los arroyos se podían ver a las lavanderas boyeras (Motacilla flava, Yellow Wagtail).


También disfrute de algunos alcaudones comunes (Lanius senator, Woodchat Shrike).


Este es el destino de este día que cuando lo vi me chocó la cantidad de nieve y temí que algunas de las aves que quería observar hubiesen optado por cumbres menos nevadas. Me equivoqué de cabo a rabo.


En los campos de ganado se podían ver algunas cigüeñas blancas (Ciconia ciconia, White Stork).


Y ya en la subida a la Plataforma pude ver varias especies de aves típicas de esta zona como es el caso de este escribano montesino (Emberiza cia, Rock Bunting).


Justo encima de la Plataforma, las cabras monteses estaban tomando el sol a pesar de los gritos que estaban profiriendo un grupo de excursionistas norteamericanos y ser un espacio protegido.


Al comienzo de la ascensión hacia la Laguna Grande se podían observar algún bisbita alpino (Anthus spinoletta, Water Pipit).


Algunas estaban muy atareadas dando de comer a sus crías como la de la foto.


Y por la misma zona se podían observar a los escribanos montesinos (Emberiza cia, Rock Bunting).


Una panorámica del paisaje de la subida.


Algunos buitres leonados (Gyps fulvus, Griffon Vulture) sobrevolaban la zona.


Y las orquideas palustres estaban en flor.


Y las collalbas grises machos (Oenanthe oenanthe, Northern Wheatear) estaban defendiendo su territorio.


Impresionante la cantidad de pardillos comunes (Carduelis cannabina, Linnet) que pude ver en todo el viaje. En la foto un hermoso macho muy pigmentado.


En la explanada del refugio se podían ver varias alondras comunes (Alauda arvensis, Sky Lark).


Esta otra estaba más ocupada mirando al cielo que a mi paso cerca de ella. Algún depredador andaría por el cielo pero aunque miré no vi nada.


Otra vista del camino que hay que seguir en dirección al mirador de Gredos.


Aunque había oído y visto muy de lejos a los escribanos hortelanos (Emberiza hortulana, Ortolan Bunting) éste fue el primero que conseguí fotografiar.


Esta bonita lagartija carpetana estaba tranquilamente tomando el sol de la mañana.


El mismo ejemplar pero un poco más cerca.


A este escribano hortelano (Emberiza hortulana, Ortolan Bunting) le pillé en pleno canto que es audible a gran distancia. 


Los piornos estaban que se salían. Había tantos en flor que en algunos momentos el aroma era tan fuerte que casi llegaba a molestar. Es broma.


Ya casi a la altura de los Barrerones me asustaron estas nubes que pensé que me iban a fastidiar la vista al circo glaciar de Gredos.


Los acentores comunes (Prunella modularis, Hedge Accentor) no cesaban de cantar.


Aunque ya había oído y visto a varios pechiazules (Luscinia svecica, Bluethroat) esté fue el primero que pude fotografiar pues los anteriores me dedique a disfrutar de ellos.


Otro más. Al final me pasé casi una hora en el sitio donde los vi pues estaba alucinado con todos los que había y lo poco tímidos que se mostraban.


Campeando con ellos también había muchos acentores comunes (Prunella modularis, Hedge Accentor).


Como no veo muchos pechiazules (Luscinia svecica, Bluethroat) les he querido dedicar un pequeño homenaje.


Otro más.


Este estaba tan tranquilo que a pesar de tener una buena captura para cebar a sus crías se mantuvo mirándome sin el menor reparo.


Y esta mirando hacia el otro lado.


Otra bonita vista en la zona de los Barrerones, antes de llegar al Mirador de Gredos.


Otra ave que me gusta mucho por ser estival, escasa y huidiza el roquero rojo (Monticola saxatilis, Rock Thrush). En la foto un macho.


Lo dicho para el pechiazul (Luscinia svecica, Bluethroat) lo hago extensivo al roquero rojo (Monticola saxatilis, Rock Thrush)


En todo el día solo pude observar machos.


Y hablando de machos esta cabra montés estaba apaciblemente tomando el sol.


Es muy difícil captar en una foto la belleza del lugar. Se trata del riachuelo que rebosa de la laguna Grande.


En el mirador de Gredos decidí comer algo pues tenia ya mucha hambre y este acentor común (Prunella modularis, Hedge Accentor) vino a acompañarme y ver si se me caían algunas migas del bocadillo.


Una vista desde el citado mirador aguas abajo.


Y esta otra del circo glaciar con la laguna Grande al fondo. En la foto se puede apreciar el pico Almanzor que con sus 2592 metros es el más alto del sistema central.


También acudieron algunas cabras monteses a acompañarme mientras comía.


Y el macho de la foto anterior decidió acompañarlas y quedarse a mi lado.


Algunos cuervos (Corvus corax, Common Raven) sobrevolaban la zona.


También se movían por los riscos en busca de alimento los colirrojos tizones (Phoenicurus ochruros, Black Redstart). Un bonito macho.


Como me había entretenido demasiado con los pechiazules (Luscinia svecica, Bluethroat) no pude descender hasta la laguna y decidí darme la vuelta para recorrer el camino andado y bajar hacia zonas más bajas para ver otro tipo de aves. Otra grata sorpresa al encontrarme a este otro macho de roquero rojo (Luscinia svecica, Bluethroat).


Y a este otro acentor común (Prunella modularis, Hedge Accentor).


El macho de roquero solitario (Luscinia svecica, Bluethroat) que estaba posado en uno de los postes que delimitan el camino no paraba de bajar al suelo para capturar insectos hasta que estuve demasiado cerca y salio volando a otro oteadero.


Otro cuervo (Corvus corax, Common Raven).


Y aunque ya había visto otro buitre negro (Aegypius monachus, Monk Vulture) por la mañana este tuvo el detalle de pasar más cerca.


Ya llegando al aparcamiento se podían ver y escuchar a las lavanderas boyeras (Motacilla flava, Yellow Wagtail).


Esta estaba un poco más cerca.


Y otra collalba gris (Oenanthe oenanthe, Northern Wheatear) macho con su plumaje bastante desgastado.


Los pardillos comunes (Carduelis cannabina, Linnet) se estaban alimentando de las semillas que encontraban entre los bolos graníticos. En la foto un macho.


Ya en el camino de bajada hacia los pinares que rodean Hoyo del Espino me encontré con este alcotán europeo (Falco subbuteo, Hobby).


Y un poco más abajo había varias cornejas negras (Corvus corone, Carrion Crow).


En los pinares abundaban los trepadores azules (Sitta europaea, European Nuthatch). Muchos de ellos eran seguidos por sus crías que eran alimentadas por ambos progenitores.


En uno de los claros del bosque alcancé a ver a esta águila calzada morfo clara (Aquila pennata, Booted Eagle).


Y como os decía los trepadores azules (Sitta europaea, European Nuthatch) estaban muy atareados con sus crías.


En uno de los riachuelos del bosque pude ver a esta lavandera cascadeña (Motacilla cinerea, Grey Wagtail) macho.


También abundaban los petirrojos (Erithacus rubecula, Robin)


Me alegre al poder contemplar este bonito ejemplar de abejero europeo (Pernis apivorus, European Honey-buzzard). Este visitante estival me gusta mucho pues se alimenta de avispas y yo soy alérgico a ellas.


En algunos de los pinos que daba el sol estas bonitas libélulas se calentaban.


Los chochines (Troglodytes troglodytes, Wren) también estaban muy ocupados cuidando de sus crías. 


Este colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros, Black Redstart) se estaba atiborrando a hormigas.


Pude ver bastantes tarabillas comunes (Saxicola torquata, Common Stonechat). En la foto un macho.


Y cuando ya había perdido la esperanza de ver al tercer y menos abundante de los alcaudones, esta hembra de alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio, Red-backed Shrike) me deleito con su presencia. El macho no estaba a tiro de cámara, toda una pena.

Un día inolvidable tanto por las especies vistas como por la bondad del clima que me acompañó a pesar de estar a finales de junio.

Hasta pronto.

4 comentarios:

  1. Impresionante, completísimo y precioso reportaje. Me encanta ver estos "viajes" tuyos.

    ResponderEliminar
  2. Buenisimas imagenes, y muy bonita sierra :)

    ResponderEliminar