ESCURSIONES GUIADAS DE BIRDING, GUIDED BIRDING TRIPS

COMUNIDADES MÁS FRECUENTADAS EN NUESTROS VIAJES, USUAL COMMUNITIES OF OUR TOURS:
ASTURIAS
CANTABRIA
ARAGON
CASTILLA-LA MANCHA
CASTILLA Y LEON
EXTREMADURA
MADRID

viernes, 25 de octubre de 2013

UN DIA DE BIRDING POR LA PROVINCIA DE TOLEDO, A BIRDING DAY IN TOLEDO PROVINCE, SPAIN

EXCURSIONES DE BIRDIND POR ESPAÑA, SPAIN BIRDING TRIPS.

Hola otra vez.

El miércoles 23 de octubre, fecha y viaje que nunca olvidaré,  decidí acercarme a la Provincia de Toledo pues tenia ganas de observar aves esteparias. Como estaba cerca de las estribaciones de los Montes de Toledo mi primer destino fue la meseta granítica que por su abundancia de caza menor campean aves rapaces. Como en dicha zona también se reproducen especies emblemáticas y susceptibles de ser molestadas he omitido los lugares de avistamiento de las aves que aparecen en esta entrada.

Como de costumbre solo os muestro algunas de las especies vistas pues en muchos casos no puedo tomar fotos de todas las observadas.


Ya en tierras Toledanas lo primero que vi fue este bando de perdices rojas (Alectoris rufa, Red-legged Partridge). 


Muchas vi a lo largo de la jornada.


Y no muy lejos de allí hjabía una concentración bastante abundante de avefrías europeas (Vanellus vanellus, Northern Lapwing). No podría determinar con exactitud la cantidad de individuos que se estaban alimentando pero superaban el centenar.


Me imagino que la mayoría de ellas estaban de paso pues por la tarde no quedaba ninguna en el citado rastrojo.


Y en el cielo alcancé a ver este par de avutardas comunes (Otis tarda, Great Bustard) dándome cuenta que la de la izquierda iba con una de las patas colgando como si la tuviese rota. Esperemos que la gente respete la prohibición de cazar estas maravillosas aves.


También me sorprendió el movimiento que había de ánades reales (Anas platyrhynchos, Mallard) entre los campos recién sembrados de cereal.


En una nave cercana a la carretera pude observar, o mejor dicho nos observamos, a este mochuelo europeo (Athene noctua, Little Owl).


Y también había algunas cogujadas comunes (Galerida cristata, Crested Lark).


Ya en la meseta granítica la primer rapaz diurna que vi fue a este gavilán común (Accipiter nisus, Eurasian Sparrowhawk) que después de un breve cicleo se alejo en busca de alguna presa.


Además de las abundantes tórtolas turcas (Streptopelia decaocto, Eurasian Collared Dove) pude observar un ejemplar de tórtola europea (Streptopelia turtur, European Turtle Dove) que me extrañó que aun estuviese merodeando por la zona. La vi en vuelo acercarse a la furgoneta y no parecía que estuviese herida. 


La luminosidad de la mañana y la falta de nubes hicieron que el paseo que me dí fuese maravilloso después de que el día anterior hubiese sido muy lluvioso. La tarde fue más nublada e incluso cayeron algunas gotas.


Este joven halcón peregrino (Falco peregrinus, Peregrine Falcon) paso como una exhalación aunque no iba detrás de ninguna presa o por lo menos que yo viese.


Vi algunos machos de roquero solitario (Monticola solitarius, Blue Rock Thrush).


Y también algunas grajillas (Corvus monedula, Eurasian Jackdaw).


Y cuando ya pensé que no iba a ver ninguna de las grandes rapaces oí y luego localicé a esta águila imperial ibérica (Aquila adalberti, Spanish Imperial Eagle).


Decidí esperar un poco a ver si veía alguna más y en total vi tres ejemplares todos ellos adultos.


Otra águila imperial ibérica (Aquila adalberti, Spanish Imperial Eagle).


Y esta última que me pillo desprevenido y por la espalda.


Continuando por el camino se podían ver algunas cogujadas comunes (Galerida cristata, Crested Lark). También se veían y oían totovías (Lullula arborea, Wood Lark). 


Los petirrojos (Erithacus rubecula, Robin) me acompañaron durante todo el recorrido.


También pude observar algunos buitres negros (Aegypius monachus, Monk Vulture).


Ya de regreso a la estepa pude ver varias collalbas grises (Oenanthe oenanthe, Northern Wheatear) un poco retrasadas en su migración.


Las avutardas comunes (Otis tarda, Great Bustard) se resistían a mostrarse y solo las estaba viendo en grupos reducidos y en vuelo. Tengo que decir que no pude acudir a los mejores lugares debido a que los carriles estaban realmente peligrosos llenos de barro y tenia miedo quedarme atascado.


Un grupo de garcillas bueyeras (Bubulcus ibis, Cattle Egret) merodeando una explotación ganadera.


Se notaba el incremento de estorninos negros (Sturnus unicolor, Spotless Starling) y algunos estorninos pintos (Sturnus vulgaris, Common Starling) ya estaban por los campos.


Cuando vi este joven de águila imperial ibérica (Aquila adalberti, Spanish Imperial Eagle) no me lo podía creer pues nunca las había visto por esta zona esteparia.


Otra foto más del mismo ejemplar que a falta de árboles para posarse había decidido quedarse en este tendido eléctrico. Una bonita sorpresa aunque aun me esperaban más.


Tarabilla europea (Saxicola rubicola, Common Stonechat).


Pude observar varios aguiluchos laguneros occidentales (Circus aeruginosus, Eurasian Marsh Harrier) en su mayoría hembras adultas y jóvenes pero ningún macho adulto.


Este fue el primer bando abundante de avutardas comunes (Otis tarda, Great Bustard) que vi.


En total había unas 45 aunque no pude sacarlas todas en la misma foto pues no se apreciarían. 


Parecía que todas andaban por la misma zona pues aunque menos numerosos vi bastantes bandos más.


Y otro más. Cuando ya había alcanzado los 100 ejemplares dejé de contar. Ya había visto más de las que yo esperaba pues aun es un poco temprano y en febrero he visto mayores bandos de machos por estos lugares.


También abundaban los milanos reales (Milvus milvus, Red Kite).


Y continuando con la búsqueda de sisones comunes y gangas ibéricas por los sembrados me quedé de una pieza al contemplar a esta águila perdicera (Aquila fasciata, Bonelli's Eagle) adulta que estaba posada en un rastrojo.


Pero la sorpresa fue mayor cuando vi que del mismo sembrado y no lejos suyo salían dos jóvenes de águila imperial ibérica (Aquila adalberti, Spanish Imperial Eagle). Con los nervios y la mala visibilidad debido a las nubes no sabía a quien tomar fotos.


Esta imperial joven fue la única que cicleo un poco y le pude tomar otra foto. Las tres tomaron la misma dirección y desaparecieron detrás de una loma. Yo me quede pasmado y al cabo de un rato y a pesar de la mala visibilidad decidí continuar en busca de los sisones y las gangas ibéricas pero con pocas esperanzas pues donde suelo verles no podía acudir con el coche por el barro y ya era tarde para ir andando.


Esta cogujada común (Galerida cristata, Crested Lark) con leucismo parcial me sorprendió por el camino.


Otra más de esta ave tan particular y difícil de encontrar en la naturaleza.


Cuando ya había perdido la esperanza de encontrar a los sisones comunes (Tetrax tetrax, Little Bustard) y las gangas ibéricas (Pterocles alchata, Pin-tailed Sandgrouse) vi este bando de los primeros.


Al salir de la furgoneta para mirar con más detenimiento me di cuenta que el bando era inmenso y que también poda oír a las gangas ibéricas (Pterocles alchata, Pin-tailed Sandgrouse) entre ellos. Me lo tomé con calma pues parecía que había muchos y me dispuse a disfrutar de un maravilloso rato.


Cada vez veía más y seguían llegando bandos de gangas. Ya se porque me costó tanto encontrarlas pues parecía que se habían agrupado en esta zona.


Que gratos momentos viendo y escuchando tan concurrido lugar.


No se que fue lo que pasó pero en un momento determinado los sisones comunes (Tetrax tetrax, Little Bustard) alzaron el vuelo y fueron seguidos por las gangas ibéricas (Pterocles alchata, Pin-tailed Sandgrouse) en mucho mayor número del que yo había visto en estas tierras. El bando se deshizo en dos grupos pero no exagero si digo que habría unos 350 ejemplares de ambas especies juntos.


En las fotos que siguen os muestro el bando más numeroso que continué mirando para ver si con suerte no se posaba muy lejos de algún lugar al que pudiese llegar con el coche y continuar disfrutando de tan hermosas aves. Había más gangas que sisones.







Me llamó la atención como las gangas refrenaban su vuelo para ir entre los sisones.


Imposible captar en las fotos tan grato, espectacular y poco habitual encuentro.


En dos palabras " in prezionante".


Al final la calma volvió a reinar y el grupo se posó no muy lejos de donde yo estaba. Os muestro algunas fotos más de la congregación.








Y ya después de un buen rato observándolas y con un cierto cansancio en los ojos decidí recoger los bártulos en la furgoneta no sin antes ver que un grupo de cinco avutardas comunes (Otis tarda, Great Bustard) habían levantado vuelo y venían en mi dirección.


La última antes de arrancar y poner rumbo a mi hogar.

Nunca olvidaré este magnífico y redondo día de pajareo.

Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario