ESCURSIONES GUIADAS DE BIRDING, GUIDED BIRDING TRIPS

COMUNIDADES MÁS FRECUENTADAS EN NUESTROS VIAJES, USUAL COMMUNITIES OF OUR TOURS:
ASTURIAS
CANTABRIA
ARAGON
CASTILLA-LA MANCHA
CASTILLA Y LEON
EXTREMADURA
MADRID

lunes, 16 de julio de 2012

Birding Navarra, Spain


Hola a tod@s de nuevo.

En esta ocasión nos trasladamos a Comunidad Autónoma de Navarra. En primer lugar nos detuvimos en los arrozales que están situados en Argueda y aunque el observatorio de aves estaba cerrado, por los carriles de libre acceso, nos dedicamos a ver ardeidas y demás aves relacionadas con los sembrados de arroz.

El segundo lugar donde nos detuvimos fue el Parque Natural de Bardenas Reales. Ha sido declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO y consta de 42.500 hectáreas de paisaje semidesértico que impacta al visitante.

Después hicimos una breve parada en la laguna de Pitillas, mayor humedal natural de Navarra pero que , debido a las pocas lluvias de este año, estaba prácticamente seco.

Al día siguiente, tras pernoctar en un magnifico hotel con encanto próximo a Pamplona, nos dirigimos a Roncesvalles y la Selva de Irati, ambos lugares cubiertos por bosques de frondosas considerados como de los mejor conservados de toda España. Destacan las hayas y los abetos entremezclados y de considerable altura. Debido al mal tiempo reinante en los paso de montaña, nos vimos obligados a permanecer en las cara sur de ambos pasos pues la visibilidad era prácticamente nula.

Por último nos detuvimos el las foces de Lumbier y Arbayún y al final del día regresamos a Madrid.


En los arrozales de Arguedas había muchas ardeidas como esta garceta común en plumaje nupcial.


Las abundantes garcillas bueyeras también estaban con su mejor plumaje de verano.


Las cigüeñas blancas andaban buscando alimento entre los arrozales encharcados.


Garza imperial. Aunque menor que la real, esta garza puede llegar a medir, con el cuello estirado, 90 cm.


Las lavanderas boyeras estaban alimentando a su prole con infinidad de insectos que abundas entre los arrozales. 


Entre los taludes de los sembrados y los carriles se observaban algunos alaudidos como esta cogujada común.


Una panorámica de las Bardenas Reales. Hay que decir que hacía un calor espantoso pues el termómetro del coche marcaba, en alguno de los lugares, 40º centígrados al medio día.


Abejaruco común. Aunque no muy abundante, algunos pudimos observar buscando insectos.


Uno de los cerro testigo o cabezo que hay en el Parque Natural.


Estaban presentes las tres especies de collalbas que habitan España en el verano. En este caso un macho de collalba gris, la especie más observada de las tres.


Sobrevolando los sembrados de secano de la zona, sorprendimos a este macho de aguilucho cenizo.


Un macho de collalba negra.


Aunque tiene apariencia de dunas, estos montículos son areniscas erosionadas por el viento y la lluvia.


Esta cogujada común no tenia a su disposición aire acondicionado y se refrigeraba como podía.


Calandria común.


Un macho de collalba rubia.


Esta curruca tomillera no cesaba en su búsqueda de alimento para sus pollos.


Las buitreras en los cantiles de la zona.


Esta hembra de collalba gris parece indicarnos que no traspasemos los límites delimitados en los caminos del Parque Natural.


Terrera común.


Hay que ver lo que tienen que profundizar las raices de los tamarindos para encontrar la suficiente humedad y subsistir en este paraje semidesértico.


La laguna de Pitillas estaba prácticamente seca.


Había algunas parejas de cigüeñuela común con crías y su habitual griterío.


En las espadañas solo vimos algunos pardillos comunes y un buitrón.


En los árboles de la presa se protegían del intenso calor un triguero, algunos gorriones comunes y jilgueros europeos.


El buitrón que pudimos oír y ver en los carrizos cercanos.


Una imagen de la foz de Lumbier.


Dentro de la foz, nos sorprendió este macho de tarabilla común.


No muy lejos suyo, estaba esta hembra de tarabilla común.


Como ya era un poco tarde, las mariposas buscaban refugio para pasar la noche como es el caso de esta Britensia cirque, del genero Satyridae.


Este ruiseñor común estaba cantando con gran entusiasmo.


Otra panorámica de la foz de Lumbier atravesada por el río Irati.


A la entrada de la foz, los campos estaban sembrados de girasoles.


Una vista del  camino que conduce a Roncesvalles.


El camino que lleva al collado de Azpegi estaba decorado con cantidad de flores como esta Digitalis purpurea.


En los prados existentes entre los bosques pudimos ver a este zorzal charlo.


Sobrevolando el collado, vimos a esta hembra de abejero europeo.


Un ejemplar de busardo ratonero.


A pesar del mal tiempo reinante, pudimos ver a unos cuantos carboneros palustres.


También había un grupo de chovas piquigualdas.


En el paso del collado sobrevolaban bastantes milanos negros y milanos reales como el de la foto.


Un macho de escribano cerillo.


Esta bisbita campestre había encontrado una buena oruga para sus crías.


Otra hembra de tarabilla común.


Algunos buitres leonados pasaban a nuestro alrededor.


En la parte sur de las montañas pudimos observar a una pareja de alimoches comunes, uno de ellos reflejado en esta foto.


Un alcaudón común.


Un bonito ejemplar de águila calzada morfo claro.


Algunos alcaudones dorsirrojos  se cruzaron en nuestro camino, incluso observamos algunos jóvenes.


La tercera en tamaño de nuestras águilas la culebrera europea. Aunque es estival esta ave llega a medir de 162-178 cm. de envergadura y una longitud de 62-69 cm.


En los pastizales del collado observamos este mirlo capiblanco


Un bonito ejemplar de milano negro.


En al ermita de Nuestra Señora de las Nieves, este avión roquero estaba recogiendo barro para su nido.

Una panorámica de la selva de Irati con en río que le da su nombre.


Una curruca mosquitera. Aunque anduvimos por el bosque de Irati, la niebla reinante y la inmensidad de los árboles hacían que fuese imposible tomar fotos.


Una panorámica de la bonita foz de Arbayún.


Otro milano real.


Este gorrión chillón había conseguido unos cuantos insectos para su nidada.


Papamoscas gris.


En la foz de Lumbier vimos a este alimoche común llegar con un trozo de carroña en el pico para su prole.


En esta foto se puede observar la entrada a su nido.


Los buitres jóvenes estaban haciendo ejercicios de vuelo para poder conquistar los cielos españoles.


Un nido de aviones comunes con dos de sus crías asomando.


A los alimoches no les gustaba mucho que los cuervos anduviesen cerca de sus nidos.


Y para terminar otra culebrera europea.

Pues esto ha sido todo lo que dio de si la visita a algunos de los sitios más emblemáticos de la Comunidad Autónoma de Navarra.

Hasta pronto.

3 comentarios:

  1. Buena jornada de pajareo Luis, y buena sesión fotográfica de las especies vistas.
    Gracias por comentar los lugares donde habeís pajareado, pues desconocía la existencia de un par de lugares que comentas y tienen buena pinta. La foto 43 me parece un bisbita alpino.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conry por tus comentarios y aportaciones. En cuanto al bisbita alpino o campestre yo creo que es campestre. Fíjate en el color de las patas que es muy rosa para ser el alpino. También las listas de la garganta están ausentes en el alpino en época de reproducción y el pico también es mas negro.
      Saludos,
      Luis Sitges

      Eliminar
  2. Hola Luis!

    A mí me sigue pareciendo un bisbita alpino, te comento por qué me parece b. alpino:
    - El color de las patas es variable en esta especie, desde negro hasta rosado-grisáceo. Te paso una foto que acabo de ver de un bisbita alpino con las patas claras: http://lanius.es/fotos/galeria/bisbita-alpina.jpg
    - Las listas grisáceas y relativamente anchas que tiene en los laterales del cuerpo.
    - El color marrón oscuro del manto y la zona auricular, en el bisbita campestre se verían tonos más ocres y amarillentos.

    De todas formas si tienes dudas sube la foto a avesforum y que los que quieran comenten que les parece y el por qué, pues los bisbitas a menudo son liosos (como en este caso) y siempre esta bien que cada uno diga el por qué le parece una especie de bisbita u otra.

    Un saludo!

    ResponderEliminar